La pintura que llaman veracruzana no hace más que repetirse.



Comenzó como novedosa, tenia empuje pero ha caído en un cartabón, se ha vuelto una receta, y ya no sale de ella, ni lo intenta siquiera. Los que se llaman pioneros no se han renovado hace décadas, no han hecho nada que supere su producción del principio, buscan nuevas técnicas pero al encontrarlas las desperdician usándolas como hace cientos de años. No sirven los nuevos materiales, usados con métodos antiguos.


Este estancamiento se ve en todo, en los temas sobre una alegría ya inexistente y en las técnicas que hoy son infantiles, didácticas. No admiten comparación con nadie, de ahí su localismo como arma defensiva para su mediocridad, de ahí que a quien no participa de sus limitaciones se les excluya de cualquier movimiento.


El arte popular se proyecta en el presente, en la actualidad inmediata y local.

Las artes mayores en cambio se proyectan sobre lo universal, el arte no puede vivir encerrado en un mundo, el que fuere, por esto mismo, Veracruz debe recibir todas las aportaciones y dar a su vez cuanto pueda.


¿Quién va a pretender que el mundo es Veracruz? ¿Quién sostiene entonces que el arte es de los veracruzanos?


Yo veo miles de kilómetros de telas pintadas, muros repletos que tratan de decirnos la última palabra en el orden político, social o filosófico, telas y muros llenos de playas, de Agustín Lara, De Toña La Negra, de La Huaca, etcétera, que nos demuestra la nada. Absolutamente nada en el orden plástico.


De vez en cuando se ven fragmentos en los que se nota un interés plástico, aun que sea por el equilibrio de los elementos, o la proporción que son la estructura de la verdadera pintura, y en muy contadas ocasiones hay estructuras animadas por la poesía.

La aportación del arte veracruzano al mundo debería ser considerable, no la desnaturalizó la colonia. Pero hoy las verdaderas raíces son amenazadas por el "turistismo".

La colonia trato de imponer formas exteriores, hoy este turistismo desfigura y falsifica la tradición y la concepción artística del veracruzano desde adentro.


La aportación del arte veracruzano puede seguir siendo importante, siempre y cuando sea autentica, espontánea y libre.


Hoy nuestro medio artístico languidece por obra y gracia de un gangsterismo bien organizado que aunque sus propios integrantes están en decadencia, pretender ser dueño y señor de la vida artística de Veracruz, y no admiten contradicciones a su postura ideológica, si uno no obedece las ordenes y consignas de este gang, no hay encargos de obra, no hay casi oportunidad de exponer, y las posibilidades de sobresalir son casi nulas, pero en cambio, abundan las injurias.


En los años que llevo en el puerto he dicho que la pintura veracruzana esta en crisis y los fracasos nacionales e internacionales han llevado esta crisis al clímax.


Instagram: @tadeo_rodriguez_artista

49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El vacío