Sobre un país que se desconoce y menosprecia pero que enaltece lo extranjero



Parte 1. ¿Independencia? Hasta hace cinco años pensaba que mi país y yo lo éramos comencé la travesía de cambiar mis hábitos alimenticios después del torbellino llamado universidad, esto a su vez me llevó a darme cuenta de la cantidad enorme de basura que generaba y lo mucho que dependía del sistema de producción y consumo que se nos ha enseñado por años, tenía que cambiar todo.

Me topé con el estilo de vida Zero Waste (Cero Residuos), el movimiento venia de Estados Unidos, junto con él estaba un conjunto de ̈innovadores ̈ productos que prometían hacer nuestro camino hacia una vida ̈consciente ̈ un poco más fácil, trastes de acero inoxidable, popotes, cepillos de bambú y otros más.

Era ya 2017 y aunque en México poca información había a cerca de ello ya existían proyectos que ofrecían estas alternativas en CDMX, entonces decidí compartir mi experiencia y crear un emprendimiento consciente para ganar dinero, por qué no, en México un trabajo no es suficiente.

Parte 2. Realidad Comencé a trabajar en un proyecto que ofreciera también alternativas que nos ayudarán a disminuir el uso de plástico, que no dañaran la tierra cuando su vida útil terminara, que fuera distinto y que en lugar de clonar el Zero Waste gringo tomara el Cero Residuos y lo aplicará más a la forma de vida de los mexicanos con rasgos estéticos y culturales propios de nosotros, ese sentido de independencia otra vez.

Nació en 2018 Sol de Agua Mx proyecto a través del cual trabajamos con artesanos de diferentes regiones de Veracruz diversas maderas: bambú, cocuite y pino cultivados aquí de manera sostenible, nos presentamos al mercado nacional con esto y nos topamos con una sociedad mexicana completamente desinformada a cerca de lo que crece en su tierra, que cree que la artesanía es inferior al arte, esto último es el mal de casi toda Latinoamérica, el enaltecer el arte europeo y posteriormente el gringo, parte de su dependencia económica y social.

Inconscientes de su propia cultura y de sus posibilidades el público mexicano poco interés tenía en un proyecto que vendiera artesanías, palabra a la que le hemos impuesto ya otro significado, asociada con lo popular, lo típico y lo indígena y por lo tanto le otorgamos un valor monetario inferior.


Parte 3. Regateo y Fascinación: El mexicano nos pedía una rebajita por una taza de bambú ($70), ver si se le podía ajustar el presupuesto o de qué manera se le podría hacer para que el producto costará menos, increíble el cómo nos vemos y el valor que nos damos.

Los nacionales estaban fascinados con los cubiertos de bambú que se comenzaban a usar en E.U, sin notar que toda la vida hemos tenido cubiertos de acero inoxidable, excesivamente durables, pero el Eco consumismo es otro tema.

El público extranjero se conmocionaba cuando veía lo que ofrecíamos, ahora vemos porque comunidades enteras en Oaxaca, Chiapas y zonas de Veracruz trabajan para proyectos y empresas extranjeras, que se llevan productos mexicanos que lucen exóticos para venderlos en sus países, productos hechos en México para los extranjeros porque en su país no reciben el apoyo adecuado.

¿Qué nos lleva a pagar cien pesos por una blusa de algodón hecha por mexicanas con tejido artesanal y cuatrocientos por algo similar, pero de mucha menos calidad con fibras sintéticas en tiendas como Zara, con base a qué otorgamos valor, está torcido ese sentido? Como sociedad no nos permitimos diferenciar entre lo que nos acaricia de lo que nos aplasta, sabias palabras de Jorge Riechmann.

Final inesperado.

El sistema de producción actual, la publicidad y los medios de comunicación de masas en poder de las grandes empresas se han encargado de dictar qué consumimos, cómo y de darle valor a ello, el origen de muchos de nuestros males, pero es también lo que nosotrxs elegimos consumir lo que reafirma dicho sistema.

Sumando a todo esto el desconocimiento de quienes somos los mexicanos, de nuestra cultura y el enorme valor histórico de nuestro Arte/Artesanía y de la biodiversidad, es en conjunto un cumulo de malas prácticas contrarias a lo que la sostenibilidad es, puedes elegir entre cuestionar y actuar o también está la frase esta que dice: ̈Por eso México está como está ̈ y ver al horizonte.

Texto dedicado a artesanos mexicanos y emprendimientos nacionales conscientes.


Texto: @soldeagua.mx

Ilustración: @cochambres.dg

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo